Una visión General

Para poder vender algo, primero hay que comprar las materias primas, pero antes incluso de esto hay que pedirlas al proveedor. Anjelica utiliza el siguiente programa para ello.

Con este programa introduciremos para un proveedor dado la petición de compras. Esta petición sera impresa y enviada al proveedor. Cuando el proveedor nos confirme lo que nos va a enviar, se podrán introducir las cantidades y precios ya confirmados. Si nuestro proveedor nos envía la factura antes de que llegue el pedido se podrán introducir los datos de la factura.

Cuando se cargue el albarán de compra, se permitirá (es obligatorio por defecto) introducir el pedido sobre el que entra la mercancía. Automáticamente el programa de carga de albaranes generara las lineas de albarán correspondientes al pedido, tomando como valido el ultimo de los tres estados posibles (pedido, confirmado y facturado) de este.

Haya pedido o no, el mecanismo de carga es el siguiente.

Una vez introducido el proveedor, fecha de recepción y demás datos de cabecera se procederá a dar entrada a los diferentes productos. Para ello se introducirá el código del producto y automáticamente el programa nos llevara a la lineas inferiores donde introduciremos los pesos, número de crotal, matadero, fecha de caducidad y todos los datos necesarios para poder llevar la trazabalidad de ese individuo. Para cada individuo que creemos el programa generara una etiqueta que deberemos colocar en el individuo, como se observa en la ilustración 3 esta etiqueta tiene un código de barras que luego podremos leer, además de todos los datos introducidos.

Básicamente, entonces, la idea es que el operario trata primero un producto, registrando todos los datos de cada individuo y etiquetándolos. Después pasara al siguiente producto, y así sucesivamente hasta que el albarán este totalmente cargado. Hay que pensar que los datos de una linea son copiados a la siguiente, con lo cual, normalmente, el operario no deberá poner todos los datos de trazabalidad para cada individuo.

En futuras versiones del programa se podrá leer el código de barras de la etiqueta que nos suministre el proveedor, con lo cual el operario no deberá teclear nada. Lógicamente eso esta sujeto a que el proveedor nos genere una etiqueta interpretable por Anjelica.

Una vez que tenemos la mercancía registrada ya la podemos vender. Para ello se generara un pedido de venta que luego se bajara a la sala de despiece para que los operarios den de alta el albarán. (La parte del pedido de ventas todavía no esta realizada).

Para cargar el albarán de venta se utilizara el programa de la Figura 4. El operario introducirá el cliente e inmediatamente ira a las lineas de albarán. Con la pistola lectora de códigos de barras ira leyendo los artículos que quedaran registrados. Hay que pensar que todo producto que se vaya a vender debe tener su Número de Lote e individuo que lo identifique, por lo cual si hay algún producto que la etiqueta no fuera legible deberemos realizar una regularización.

Una vez el albarán este cargado en el departamento de administración se procederá a ponerles los precios a cada producto, imprimir el albarán físico (el impreso), sacar la hoja de trazabalidad si el cliente la pide, así como enviar un fax si el cliente quiere recibir una confirmación antes de recibir el genero. Todo esos procesos se pueden hacer cómodamente desde este mismo programa. Dependiendo de quien lo ejecute el programa limitara si se pueden modificar los precios de los productos, si se pueden enviar faxes, etc.

El programa pondrá, por defecto, los precios adecuados según las tarifas vigentes, tiene ayudas en linea diversas, como la consulta de últimos productos vendidos al cliente, además de búsqueda de productos y clientes por nombre pulsando una sola tecla.